14 febrero, 2024

|

Actualizado 6:05 pm

Suscríbete Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit, sed do eiusmod.

Intuit Mailchimp

...redirigiendo

Súmate al periodismo responsable

... y elimina los molestos banners Suscríbete a El Clamor

Desprotegidos y estafados: agricultores reportan más de medio millón en pérdidas

El Clamor conversó con los agricultores del caserío Miraflores, habitantes del lado invisible de las resquebrajadas defensas ribereñas, quienes no dudaron en impedir el paso a la maquinaria de la constructora debido a las promesas incumplidas del Gobierno regional de Piura y de la empresa ejecutora PRONTE 

“Se ha muerto por falta de agua, no se puede regar”, cuenta David Ramos mientras patea con resignación las numerosas hojas secas de sus extintas plantaciones de plátano. Ramos es ingeniero agrónomo de profesión, trabajaba de manera independiente, pero ahora ha regresado a lado de su padre, pues don Francisco, a sus ochenta años, no puede cargar solo la motobomba de más de 100 kg, mientras desciende de las altas defensas de cemento que impiden la llegada del agua del río Piura a sus cultivos. “Que reconozcan el daño que nos han hecho”, exige don Francisco Ramos.

David Ramos contempla el hundimiento de la maquinaria de PRONTE que irónicamente removía la tierra del río Piura para los trabajos de reparación en el Tramo I.
Foto: Lyncol Ipanaqué

El 27 de agosto del 2022, el exgobernador de Piura, Servando García inauguró la obra del bicentenario: “Mejoramiento del servicio de protección contra inundaciones, margen derecho e izquierdo del Río Piura en el tramo de Los Ejidos al Puente Cáceres”. Ocho meses después, en abril del 2023, la margen derecha de la obra, que duraría cien años y que le costó a los peruanos más de 130 millones de soles, se rompió primero. Luego se resquebrajó la margen izquierda y hasta el momento las defensas ribereñas no solo no aseguran protección alguna frente a un eventual incremento del caudal del río Piura, menos a un Fenómeno del Niño, también, sus altos muros de cemento impiden que los agricultores de la margen derecha e izquierda rieguen sus cultivos de pan llevar. Pérdidas que alcanzan más de quinientos mil soles. 

Exgobernador Servando García recibe, de la mano del expresidente Martín Vizcarra, el cheque simbólico de los más de 130 millones de soles de la ARCC destinados a las defensas ribereñas.
Foto: Archivo ARCC

Los veinticuatro agricultores del caserío Miraflores, de la margen derecha de las defensas rotas, impiden el paso de la maquinaria de la constructora PRONTE, ejecutora de la multimillonaria obra, alegando que la afectación a sus cultivos, ocasionada por la construcción de las defensas, se tuvo prevista antes de iniciar las obras. PRONTE, con el aval del Gobierno regional de Piura, se comprometió a tomar medidas para no perjudicar la agricultura del caserío. Compromisos que no se han cumplido y que, ahora le pasan factura, mientras la ciudadanía piurana exige los reparos inmediatos para las no menores grietas de las defensas ribereñas.

Estas son algunas de plantas de plátanos que sobrevivieron a las defensas de cemento. Las demás secaron.      Foto: Ana Álvarez

Sistema peligroso

 

“Desde la construcción de las defensas, tenemos pérdidas de más de medio millón de soles”, confiesa Santos Silva, dirigente de Miraflores. Los comuneros no pueden regar sus cultivos. La inmensa construcción, de aproximadamente doce metros de altura, de la margen izquierda del Tramo I de las defensas ribereñas impiden el cauce natural del agua del río Piura hacia las siembras de maíz, plátano, alfalfa, entre otras hortalizas que hoy se secan.

Los metros de altura se sienten. Las defensas ribereñas están inclinadas, un mal paso y los accidentes a los que se exponen los horticultores, casi semanalmente, pueden ser los últimos de sus vidas. Sin casco ni escaleras y sin ninguna otra medida, los agricultores bajan al río cargando una motobomba de 100kg entre dos a tres personas. Una vez instalada, nuevamente, suben y bajan la peligrosa pendiente hasta conectar las largas y pesadas mangueras que regarán sus sembríos.

El Clamor captó una las motombombas de más de 150 kilos junto a una mangera de 100 metros que los agricultores bajan por las altas defensas solo para regar sus cultivos.
Foto: Ana Álvarez

Feliciano Poicón, agricultor del caserío Miraflores, se siente burlado. “Como era una obra de bien social, dijimos que se construya, pero fue mediante engaños”. El sexagenario horticultor rememora que durante los primeros días de la construcción de las defensas de cemento, los movimientos de tierra sumados a las maquinarias pesadas levantaban una polvareda de toxicidades que cubrió, contaminó y acabó con sus cultivos. Nadie se responsabilizó. Pero lo que más le indigna a don Poicón es la permanente indiferencia de las autoridades frente a las pérdidas de sus plantas. Ahora, el agricultor tiene que bajar con una soga y sin protección alguna los más de doce metros de altura de la defensa para no dejar que mueran sus cosechas.

Don Feliciano baja las resbalosas arenas que le permitirán llegar a los parapetos puestos por PRONTE, a través de un camino improvisado. En la cima del parapeto, Feliciano Poicón recién se enfrentará a la altura de las defensas ribereñas.
Foto: Lyncol Ipanaqué

Hasta el momento se han reportado dos accidentes menores durante el trajín del improvisado sistema de riego de los campesinos. Los agropecuarios de Miraflores temen que se repitan o empeore.

El peloteo

“Esas tierras no valen nada”, aseguró Carlos Tafur, gerente de operaciones de PRONTE ante El Clamor.

A pesar que los múltiples peritajes, solicitados por la anterior gestión del gobierno regional piurano, tasan cada terreno expropiado de la margen izquierda en más de ciento cincuenta mil soles y calculan una pérdida de más de cincuenta mil soles en lucro cesante. Para Tafur, las tierras de los horticultores de Miraflores solo valen lo que se puede hacer sobre su tierra.

En el 2021, los veinticuatro agricultores de Miraflores tasaron sus tierras por solicitud del Gobierno Regional. La actual gestión no reconoce el peritaje hecha por el ing. Manuel Zamudio.
Foto: Peritaje hecho a una propietaria del Caserío.

“Tienen algunos sembríos menores, solo cultivan para el panllevar”, minimiza el representante de PRONTE. Además, para Tafur las tierras que reclaman los agricultores de Miraflores están en dentro de la Faja Marginal que delimita el alcance de las eventuales inundaciones por el desborde del río Piura. Según la normativa de la Autoridad Nacional del Agua (ANA), todo predio que se ubique dentro de la Faja Marginal es considerado propiedad pública por ser zona inundable, es decir, los agricultores no serían los dueños de sus cultivos. 

Increíblemente, El Clamor descubrió que la Faja Marginal no estaba delimitada físicamente. Recién el pasado 29 de octubre, la ANA llegó a colocar hitos que marcaban la frontera entre las zonas inundables y no inundables en medio de las denuncias de los dirigentes del Caserío Miraflores.

 

Lo que sí está delimitada son las propiedades de los veinticuatro agropecuarios del caserío de Miraflores. Algunos están en Registros Públicos desde hace más de 20 años.

 

El Clamor tuvo acceso a los registros de propiedad de los agricultores y los certificados de los predios por el Ministerio de Vivienda. Algunos de los registros tienen más de veinte años.
Foto: registros formales de los agricultores

 

Para el licenciado Julio Castillo, abogado de los agricultores de la margen izquierda y derecha, la única razón por la cual la ANA se está apresurando en delimitar las fronteras para las inundaciones es por el problema de los cultivos que reclaman sus representados. “Lo que pretenden decir ahora es: su propiedad privada está sobre una zona inundable por lo que no pueden levantar ni siquiera una pequeña casa”, denuncia Castillo.

Mientras tanto, Tafur reafirmó que a PRONTE no le corresponde asumir nada legalmente. Pues sí ellos ofrecieron “algo en su momento” fue por responsabilidad social de la empresa, más no porque el expediente técnico lo ordenó. Además, el gerente de operaciones de la ejecutora le confesó a El Clamor que en el 2021 les regalaron unas escaleras de madera a los horticultores. “Qué habrán hecho con ellas”, cuestionó el ingeniero.

Estas son las 15 escaleras de madera y soga que entregó PRONTE a los agricultores. Ahora estas escaleras no existen.
Foto: Actas de PRONTE
El pasado 1 de septiembre, y como figura en las últimas Actas de asistencia técnica entre la Autoridad de Reconstrucción Con Cambios y los agricultores de las márgenes izquierda y derecha, PRONTE afirma que solo existe un monto de cerca de dos millones de soles por conceptos de Saneamiento Físico Legal en el expediente técnico.

En la últimas reuniones de los agricultores con la ARCC se mencionaron los casi dos millones de soles que figuran en el expediente técnico.
Foto: Reporte de Asistencia Especializada del 1 sep. 2023

El Clamor se comunicó con el gerente general del gobierno regional de Piura, Jorge Cabellos, quién asumió el compromiso de dialogar y conciliar con los agricultores porque “no pueden quitarle a esa población su medio de vida”. Sin embargo, Cabellos desconoció las Actas de compromiso firmadas entre PRONTE, los agricultores y la gestión anterior. “Recién tomo conocimiento de la existencia de esas Actas”, confesó.

Tanto las Actas como los pedidos de los horticultores de Miraflores llevan en las oficinas del Gobierno regional más de tres años.

Primeras actas

Desde el día 17 de julio del 2020, los agricultores de Miraflores registran, en Actas de compromiso, las promesas de la empresa ejecutora PRONTE y al Gobierno Regional de Piura.

Tan solo en la segunda Acta, figuran las firmas de los ingenieros Felipe Soto, residente de obra y representante del Consorcio Los Ejidos, de Gilmar Troncos y Percy Arrieta, representantes del gobierno regional además de Víctor Calderón, ingeniero supervisor de la obra.

En aquella temprana reunión los representantes firman el acuerdo explícito de “un canal a tajo abierto para regar las parcelas, que será construido por la empresa PRONTE” y “las gestiones de riego permanente por el Gobierno Regional”. Las firmas son visibles, la ejecución de los compromisos no.

El Clamor también accedió a la octava Acta: Propuesta de Alcantarillado donde, el ing. de PRONTE, Felipe Soto, compromete a su empresa a construir “un pozo para que los agricultores puedan colocar una bomba”. Al día de hoy, tres años después, aquel pozo no existe.

Actas de compromiso del 2020 y 2021 con las firmas de los representantes de PRONTE y el GORE. Desde aquel entonces los agricultores reportaban problemas con la construcción.
Foto: Actas de compromiso registradas por los agricultores

Cuando se le cuestionó a Tafur sobre el contenido de las Actas para el uso de alcantarillado en el riego, argumentó que la cuneta construida en las defensas es para toda Piura, no para los agricultores. Además de desconocer el deplorable estado actual de las cunetas, Tafur deslindó cualquier compromiso de PRONTE de usar “las alcantarillas para pasar tuberías y bombear el agua del río” detalladas en la sexta Acta.

En la sexta Acta se registró el acuerdo para utilizar el sistema de alcantarillado para facilitar el sistema de riego.
Foto: Sexta Acta

Actualmente, las cunetas construidas en el caserío Miraflores están enterradas a causa de las lluvias que destruyeron las defensas.
Foto: Tomada por los agricultores

Re – reconstrucción

«¡Para ayer!», reclama Rosario Chumacero, decana de la Facultad de ingeniería de la UNP, cuando analiza los lentos reparos de las defensas ribereñas.
Foto: Ana Álvarez

Mientras PRONTE afirma que continuará realizando la re-reconstrucción de las defensas ribereñas, los agricultores se niegan a dejarlos entrar por el caserío Miraflores. A la empresa ejecutora solo le queda trata de llevar su maquinaria por otros lados para arreglar el hundimiento de las losas de las defensas del Tramo I.

En las últimas visitas de la decana de ingeniería de la Universidad Nacional de Piura, Rosario Chumacero, a las defensas ribereñas, advierte que el gobierno regional necesita presionar con urgencia los trabajos de reconstrucción. “Para ayer”, resondra la especializada ingeniera al referirse a los lentos avances de los reparos de las defensas ribereñas.

“Hay una falla en los tablestacados”, alerta la destacada ingeniera. Las aberturas de las defensas son de considerable tamaño. La falta de la compactación somete a la construcción de PRONTE a un alto riesgo de colapso, según la decana, las grietas del tablestacado ocasionarán una filtración de agua que lavará el material interno de las construcciones generando nuevos colapsos en la estructura.

Las consecuencias para Piura y Castilla pueden ser terribles si llegan las lluvias. Las costosas defensas no están preparadas para recibir lluvias de gran intensidad, peor aún, si continúan rotas.

Comisión de la Facultad de Ingeniería inspeccionando los Tramos rotos. Chumacero exige la pronta reacción de las autoridades frente a la vulnerabilidad de la ciudad de Piura frente al inminente Fenómeno del Niño.
Foto: Archivo de la Facultad de ingeniería

Al cierre de esta edición los agricultores de ambos márgenes esperan una reunión con Jorge Cabellos, gerente general de la nueva gestión del GORE, para el próximo lunes 11 de noviembre. Acudirán con la esperanza de lograr justos acuerdos, de lo contrario el impedimento de acceso a PRONTE será frontal. Además, tomarán las acciones legales correspondientes.

 


Te puede interesar

¿Prevención o Improvisación? : Piuranos desprotegidos ante las lluvias

Sed ut perspiciatis unde omnis iste natus error sit voluptatem accusantium doloremque laudantium, totam rem aperiam, eaque ipsa quae ab illo inventore veritatis et quasi architecto beatae vitae dicta sunt explicabo. Nemo enim ipsam voluptatem quia voluptas sit aspernatur aut odit aut fugit, sed quia consequuntur magni dolores eos qui...

Jan Mazulis R.

Reportero

janmazulisrodriguez@gmail.com
Compartir